martes, 2 de septiembre de 2014

Consejos e indicaciones a la hora de comprar un gato de raza


Lo primero que nosotros aconsejamos es tener mucha paciencia y no precipitarse. Un criador serio que vende gatos de raza, pertenecerá a una asociación felina porque si no, no dispondrá de pedigríes para sus gatos. ¿Por qué comprar con pedigree?
Principalmente porque estas organizaciones tienen un reglamento para criar que protege a los gatos mirando salud y bienestar, cada miembro tiene que cumplir unas normas, como por ejemplo, la norma de que cada hembra solo puede tener 3 camadas en 2 años. Así, la hembra descansa pues es importante para su salud y la salud de sus cachorros.

Esta norma está para todas las razas, no solo para el Maine Coon y se puso para evitar la explotación de las hembras por criadores sin escrúpulos. Por lo tanto, cuidado con este primer punto a la hora de comprar.

El criador que quiere ganar dinero con sus animales, no quiere esperar 6 ó 12 meses para la próxima camada, entonces cubre a las hembras 3 ó 4 veces al año, esto le lleva a quitar los cachorros de la madre con 6 ú 8 semanas de edad. A veces, estos "criadores" se excusan al entregar cachorros demasiado jóvenes diciendo que es porque el comprador lo pide, pero no hay excusa porque es el criador el que decide, pero evidentemente no es rentable tener al gatito tanto tiempo porque genera gastos y por lo tanto, pérdida de dinero. Cuidado con la edad de entrega de los cachorros, como poco, se deben entregar a partir de las 12 semanas de vida. Esto no es por capricho, sino por muchos motivos. El gatito tiene que adquirir una serie de defensas, tiene que pasar un periodo de socialización junto a sus criadores, sus hermanos y su madre, se le deben poner una serie de vacunas y también, entre otras cosas, para que cuando crezcan no adquieran problemas psicológicos. Está demostrado que un gatito que se separa de su madre antes de las 12 semanas de vida, tiene más posibilidades de adquirir problemas de marcaje, adaptación y conducta.
Algunos “criadores” ignoran este punto porque lo único que quieren es sacar partido de los animales, sustituyendo a las hembras que mueren con 4 ó 5 años agotadas de tantas camadas y sin que esto les importe mucho, lamentable.

Ahora hablemos del precio. Haciendo cuentas honradamente, se puede entender el precio de un cachorro. Veamos ejemplos reales y probables. Un criador que tiene 5 gatos. Cada gato le ha costado entre 1000 y 3000€ dependiendo de su procedencia. Una vacuna vale entre 15 y 40€ (haz cuenta con 4 ó 5 camadas de unos 4 cachorros cada una), algunos criadores dan de 1 a 4 vacunas por cachorro, doble gasto. Las vacunas anuales de los adultos, los test de enfermedades infectocontagiosas, eco-doppler de corazón anual, desparasitaciones trimestrales internas y externas,, micro chips, operaciones de castración, un parto perdido, un gato enfermo, una cesárea, etc.. Todo esto puede pasar pues tratamos con seres vivos, y acabar doblando y triplicando los gastos veterinarios. Sumemos la vida cotidiana, el pienso de alta calidad, las latitas, carne fresca, arena, malta, vitaminas, higiene en general, desinfectantes, peines, juguetes, rascadores y un largo etc… que se puede documentar muy fácilmente con facturas de todo tipo.


Todos estos gastos ocasionan que el precio sea el que es. El criador responsable hace esto por pasión y no por dinero, se toma la cría como una afición y por lo tanto, como un gasto adicional en su nivel de vida, pero nunca como un beneficio. La mayoría somos criadores pequeños, familiares, que respetamos las exigencias de los animales y les damos todos nuestros cuidados y cariño.


Mi consejo final es tomarse mucho tiempo en la búsqueda de un buen criador que convenza por su labor, preguntar, leer, pedir diversos puntos de vista. Si es posible, ir a visitar los criaderos que más confianza inspiren, todo criador honrado no pondrá objeción en recibir a una visita interesada en sus ejemplares. Preguntarle todo lo que se nos ocurra… Pero no debemos olvidar que los criadores no somos Dioses, que las enfermedades y patologías pueden venir por causas ajenas a nuestros deseos y que nunca se puede garantizar que un gato viva 15 años sin tener ningún problema, al igual que en las personas, la salud de un gato es algo impredecible.

jueves, 14 de agosto de 2014

Toxoplasmosis


Esta enfermedad la produce un parásito protozoario intracelular, el toxoplasma gondii. Afecta a la mayoría de los animales de sangre caliente, sin descartar al hombre.

En principio, debemos diferenciar la infección toxoplásmica de la toxoplasmosis. La primera, adquirida después del nacimiento, es por lo general asintomática. Por otra parte, la toxoplasmosis congénita es el resultado de una infección transplacentaria, o sea, el traspaso del parásito de una madre infectada a su hijo. Esta última sí puede llegar a causar grandes daños, por lo tanto es de gran importancia el control ante un estado de gravidez.

Como ya dijimos, esta enfermedad puede afectar a muchas especies de animales, pero el único que presenta las características de ser el huésped definitivo del parásito, es el gato.
Este, puede transmitir la infección a través de su excremento. A partir de que el gato se infecta, pueden pasar de 3 a 10 días hasta que éste empiece a eliminar las formas infectantes. Luego de dos semanas de la infección, el gato adquiere inmunidad, pero ante cualquier baja de defensas, pueden volver a eliminar parásitos. Por lo tanto es muy importante limpiar diariamente las deposiciones del gato para evitar un posible contagio.

Las formas de contagio parten de la ingesta de carnes infectadas mal cocidas o crudas. O al comer alimentos que hayan tenido contacto con heces de un gato contaminado.

Un punto aparte nos advierte del peligro que existe para las personas con problemas inmunológicos. Ya sea por padecer de enfermedades como SIDA o estar bajo tratamientos inmunodepresores como el kimioterápico. Si bien el riesgo de contagio no aumenta, porque las formas de que el parásito ingrese al organismo siguen siendo las mismas, sí aumenta el riesgo de que la enfermedad llegue a afectar el sistema nervioso como en su forma de contagio congénito.

El parásito puede afectar el cerebro, generando la inflamación de sus tejidos nerviosos. Ataca también el sentido de la vista, generando visión borrosa e hipersencibilidad a la luz. Y en algunos casos puede producir espasmos, diarrea y dificultades respiratorias.

Algunos síntomas de la infección:
Dolor de cabeza, fiebre, problemas en la visión, espasmos, convulciones.


Tratamiento.


Seguramente, el profesional realizará una serie de análisis de sangre, incluyendo el serológico, para determinar la cantidad de anticuerpos circulantes contra el toxoplasma. Pero en general, los casos leves y asíntomáticos no necesitan tratamiento.
De no ser así, el tratamiento es difícil aunque existe respuesta a ciertas drogas. En perros y gatos suele aplicarse clindamicina que para una acción más efectiva se la combina con sulfonamidas con pirimetamina para atacar la toxoplasmosis sistémica. Pero lo recomendado, como siempre, es un buen trabajo preventivo para evitar el contagio, realizando una buena higiene y una alimentación con carnes bien cocidas.

miércoles, 30 de julio de 2014

Bosque de Noruega


Muchas facetas distinguen al Bosque de Noruega de otros gatos, pero hay algo en particular que lo hace diferente, y es el no haber sido cruzado nunca jamás con otras razas ni haber sido manipulado genéticamente por la mano del hombre, esto hace que sea un gato natural. Es estéticamente esbelto, naturalmente elegante, tiene un doble manto de pelo que lo protege de la lluvia y de la nieve, (exclusivo de este gato), su aspecto es salvaje pero sereno, es rápido, seguro y domina su territorio a la perfección.

Se afincó en los fiordos y espesos bosques escandinavos desde hace siglos. Posiblemente fueron los vikingos los que trajeron estos gatos a los bosques de Escandinavia, ya que ellos los llevaban a bordo de sus barcos para que los libraran de ratas y ratones, y al desembarcar algunos de estos gatos se quedaban en los bosques, por lo que para adaptarse a ese clima, tuvieron que desarrollar el doble e impermeable manto que tienen ahora. Pero sobre todo es su carácter tan dulce y activo, lo que lo hace un gato tan especial, y el hecho de que necesita pocos cuidados también es muy importante en esta sociedad en la que vivimos, en la cual cada vez tenemos menos tiempo para todo, así que el Bosque de Noruega cada día tiene más admiradores, los cuales quieren tener un ejemplar en casa y comprobar por sí mismos todo lo que se cuenta de ellos.

- Cabeza: larga nariz sin stop, debe tener forma de triangulo equilátero desde la base de las orejas hasta el mentón.

- Ojos: grandes y ovalados, situados de forma ligeramente oblicua y con una expresión viva y salvaje.

- Color de los ojos: de acuerdo con el pelaje.

- Mentón: fuerte.

- Orejas: abiertas al frente, ligeramente redondeadas en la punta, (la terminación en punta se debe a los penachos), (ya que no todos los ejemplares los tienen obligatoriamente son muy buscados).

- Perfil: largo, recto , sin stop y redondeado sobre la cabeza y frente.

- Cuerpo: largo, de constitución fuerte y sólida estructura ósea.

- Pelaje: recio y fuerte. El pelaje interno o subpelo debe ser lanoso no sedoso. Debe tener un largo collarín, barba y calzones traseros. El pelaje de primavera suele ser más corto por ser la época de la muda.

- Colores del pelaje: se permiten todos, (excepto los dibujos pointed , el chocolate , lila, cinammon y fawn).

- Cola: ancha en la base y con la terminación en punta, larga al menos hasta los omoplatos, (aunque si llega hasta el cuello mejor), y muy densa. No se recomienda peinar la cola dado que los pelos protectores externos son muy fáciles de arrancar y tardan mucho en volver a crecer. Sólo se recomienda una suave cepillada a contrapelo para mantenerla frondosa.



- Patas: medianamente largas, las patas traseras más altas que las delanteras y bien musculadas, nunca finas.

- Carácter: es un gato afable y sin complicaciones, muy vital, juguetón y un trepador ágil. Emite una voz muy suave cuando quiere que su dueño le haga "cariñitos", es un gato muy inteligente, tiene una increíble capacidad de comunicación con todo su entorno familiar: personas, otros gatos, perros, niños, etc, los cachorros son muy rápidos encuanto a aprendizaje se refiere, además de ser muy fuertes y sanotes, la gata noruega tiene una infinita paciencia con su prole, a la que da de mamar hasta que sus hijos, propios o adoptivos, lo demanden. Hablamos de un gato-gato. Así tal cual, de imponente estampa, sencillo en su comportamiento, cercano y afectuoso, que consigue en un tiempo récord su lugar dentro de seno familiar. Cuando un Bosque de Noruega entra en una familia la casa se recubre de un particular hechizo: todos se disputan su afecto, y es divertido ver que con el paso del tiempo el propietario inicial reivindique cada vez más a menudo que el gato es suyo, tratando de establecer lazos especiales con su gato para distinguirse de manera especial de los afortunados mortales que convivan con él. Este, muy sabio, dará a cada uno su ración, reservándose para su favorito determinados comportamientos que sólo demostrará en la más absoluta intimidad.

Cuidados: no requiere de cuidados especiales, solo un cepillado cada 2 o 3 días, (sobre todo en la época de la muda del pelo), en la cual se puede incrementar el cepillado, comienza en primavera y suele durar unos dos o tres meses, y luego los cuidados normales: limpiarle los ojos, nariz y oidos, cortarle las uñas, y aunque no se le debe bañar para no estropear su pelaje impermeable, se puede hacer alguna vez, como por ejemplo con motivo de alguna exposición, (pero nunca más de una vez cada tres meses).