miércoles, 30 de julio de 2014

Bosque de Noruega


Muchas facetas distinguen al Bosque de Noruega de otros gatos, pero hay algo en particular que lo hace diferente, y es el no haber sido cruzado nunca jamás con otras razas ni haber sido manipulado genéticamente por la mano del hombre, esto hace que sea un gato natural. Es estéticamente esbelto, naturalmente elegante, tiene un doble manto de pelo que lo protege de la lluvia y de la nieve, (exclusivo de este gato), su aspecto es salvaje pero sereno, es rápido, seguro y domina su territorio a la perfección.

Se afincó en los fiordos y espesos bosques escandinavos desde hace siglos. Posiblemente fueron los vikingos los que trajeron estos gatos a los bosques de Escandinavia, ya que ellos los llevaban a bordo de sus barcos para que los libraran de ratas y ratones, y al desembarcar algunos de estos gatos se quedaban en los bosques, por lo que para adaptarse a ese clima, tuvieron que desarrollar el doble e impermeable manto que tienen ahora. Pero sobre todo es su carácter tan dulce y activo, lo que lo hace un gato tan especial, y el hecho de que necesita pocos cuidados también es muy importante en esta sociedad en la que vivimos, en la cual cada vez tenemos menos tiempo para todo, así que el Bosque de Noruega cada día tiene más admiradores, los cuales quieren tener un ejemplar en casa y comprobar por sí mismos todo lo que se cuenta de ellos.

- Cabeza: larga nariz sin stop, debe tener forma de triangulo equilátero desde la base de las orejas hasta el mentón.

- Ojos: grandes y ovalados, situados de forma ligeramente oblicua y con una expresión viva y salvaje.

- Color de los ojos: de acuerdo con el pelaje.

- Mentón: fuerte.

- Orejas: abiertas al frente, ligeramente redondeadas en la punta, (la terminación en punta se debe a los penachos), (ya que no todos los ejemplares los tienen obligatoriamente son muy buscados).

- Perfil: largo, recto , sin stop y redondeado sobre la cabeza y frente.

- Cuerpo: largo, de constitución fuerte y sólida estructura ósea.

- Pelaje: recio y fuerte. El pelaje interno o subpelo debe ser lanoso no sedoso. Debe tener un largo collarín, barba y calzones traseros. El pelaje de primavera suele ser más corto por ser la época de la muda.

- Colores del pelaje: se permiten todos, (excepto los dibujos pointed , el chocolate , lila, cinammon y fawn).

- Cola: ancha en la base y con la terminación en punta, larga al menos hasta los omoplatos, (aunque si llega hasta el cuello mejor), y muy densa. No se recomienda peinar la cola dado que los pelos protectores externos son muy fáciles de arrancar y tardan mucho en volver a crecer. Sólo se recomienda una suave cepillada a contrapelo para mantenerla frondosa.



- Patas: medianamente largas, las patas traseras más altas que las delanteras y bien musculadas, nunca finas.

- Carácter: es un gato afable y sin complicaciones, muy vital, juguetón y un trepador ágil. Emite una voz muy suave cuando quiere que su dueño le haga "cariñitos", es un gato muy inteligente, tiene una increíble capacidad de comunicación con todo su entorno familiar: personas, otros gatos, perros, niños, etc, los cachorros son muy rápidos encuanto a aprendizaje se refiere, además de ser muy fuertes y sanotes, la gata noruega tiene una infinita paciencia con su prole, a la que da de mamar hasta que sus hijos, propios o adoptivos, lo demanden. Hablamos de un gato-gato. Así tal cual, de imponente estampa, sencillo en su comportamiento, cercano y afectuoso, que consigue en un tiempo récord su lugar dentro de seno familiar. Cuando un Bosque de Noruega entra en una familia la casa se recubre de un particular hechizo: todos se disputan su afecto, y es divertido ver que con el paso del tiempo el propietario inicial reivindique cada vez más a menudo que el gato es suyo, tratando de establecer lazos especiales con su gato para distinguirse de manera especial de los afortunados mortales que convivan con él. Este, muy sabio, dará a cada uno su ración, reservándose para su favorito determinados comportamientos que sólo demostrará en la más absoluta intimidad.

Cuidados: no requiere de cuidados especiales, solo un cepillado cada 2 o 3 días, (sobre todo en la época de la muda del pelo), en la cual se puede incrementar el cepillado, comienza en primavera y suele durar unos dos o tres meses, y luego los cuidados normales: limpiarle los ojos, nariz y oidos, cortarle las uñas, y aunque no se le debe bañar para no estropear su pelaje impermeable, se puede hacer alguna vez, como por ejemplo con motivo de alguna exposición, (pero nunca más de una vez cada tres meses).

No hay comentarios:

Publicar un comentario